Droja en el colacao


Quién no recuerda el incidente que le sucedió a Tojeiro, nuestro vecino cariñolo? Merece la pena recordarlo.

“En cuanto entraron, el saludo, ya amoroso porque ya era, ya había confianza de antes de estos días. No fue que tuve que hacer ninguna… ningún sacreficio, ni exceso, que se ponían voluntarias, pa darle cualquier cosa, cualquier palabra amorosa. Entonces, voy hacer el amor con una, pero que eran voluntarias, eh, no había, no había problema, pero naturalemente, yo les pagaba por eso, sin ser una cifra de dinero excesivo, eh. Yo les pagaba, una cosa corriente normal. Y era cuando ellas tenían ese interés en ir a cama porque una quedaba libre, así, EN COMPLÓ, pa revolver, buscando dineros. Me echaron droja en el Colacao, que yo noté que dormiera muchas horas, imposible que yo duermo muy pocas horas. Nunca dormí más”

“Eran prestitutas buscando domicilios para hacer la prespitación pero, no por pristitación, sinó por robar, mientras que una da el placer de prescitación, la otra es cuando anda buscando objetos que le sirvan, dinero mucho mejor. ”

Peter Griffin también se anima:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s