Cómo convivir con diabetes desde la guerra civil hasta el siglo XXI

Interesantísima web donde Josep nos narra el transcurso de su vida desde antes de la guerra civil española hasta la actualidad. Con la dificultad añadida de tener por compañera inseparable a la diabetes.
Aquí tenéis un pequeño adelanto:

… “Había ingresado en marzo y en diciembre me detectaron la DULCINEA. Fue un 21 de diciembre, o sea como si me hubiera tocado la lotería de Navidad pero en negativo.” … “Quince años cumplidos y el comienzo de un viacrucis. Digo esto, no para asustar a nadie si no para dar a entender que en aquellos tiempos, los adelantos en materia de diabetes eran muy pequeños. Los médicos estaban algo verdes y los libros que yo conseguía, todos hablaban en términos negativos, de forma completamente nociva para el diabético, por las consecuencias a medio o largo plazo de esta dichosa Dulcinea. Me hablaron de herencia genética. Yo no tenía ningún antepasado mío que fuera diabético. Ni por parte de padre ni por parte de madre.” …
“Se llenó mi mente de malas interpretaciones, me llegaban malas noticias de todas partes, en aquél tiempo me parecían flechas totalmente envenenadas, asustaban y me perjudicaban las opiniones de la gente de la calle, los libros que leía y las caras de los endocrinólogos y sus comentarios que aunque querían tranquilizarte, no lo lograban, habida cuenta de la información que alcanzaba de lleno a mi cerebro. Solo diré al respecto que en mi mente se fue formando un susto obsesivo, daba por sentado que antes de pocos años me quedaría ciego, los riñones no funcionarían y el corazón empezaría a fallar. En definitiva lo que técnicamente y en términos médicos se le llama microangiopatía. Qué absurdo que lo veo ahora, después de haber sido diabético durante cincuenta y un años y teniendo los sesenta y seis cumplidos y encontrarte completamente bien, en perfectas condiciones físicas y mentales. Les decía a mis padres que yo no llegaría a los 30 años, pensaba que de esta forma no se podía vivir. Os hará reir pero a los 30 decía que no alcanzaría los 40. Cuando cumplí lo 40 decía que a los 50 y así he llegado al momento actual. Ahora ya no tengo que pensar en el día de mañana pues ya estoy en él.”…

Enlace: http://www.lasmemoriasdeundiabeticotipoi.com

Algunas buenas frases ateas

– Las religiones, como las luciérnagas, necesitan de oscuridad para brillar.
Arthur Schopenhauer (Filósofo)

– No veo a ningún Dios aquí arriba.
Yuri Gagarin, hablando desde la órbita terrestre

– En cinco siglos no nos ha dado amor, ni paz, ni justicia. Por favor tome su Biblia y devuélvala de nuevo a nuestros opresores, porque ellos necesitan más sus preceptos morales que nosotros.
Un grupo de indígenas peruanos al devolverle una Biblia al papa Juan Pablo II

– Tu no necesitaste fe para volar… lo que necesitaste fue comprender lo que era el vuelo.
Richard Bach en Juan Salvador Gaviota

– No sé si existe Dios, pero sería mejor para Su reputación que no.
Jules Renard (Escritor francés)

– Cuando una persona padece delirios se le llama locura. Cuando muchas personas padecen de un delirio, se le llama religión.
Robert M. Pirsig (Filósofo)

– Si Dios no existiera, sería necesario inventarlo. Voltaire

– Soy ateo gracias a dios. Luis Buñuel (Cineasta español)

– Está dispuesto Dios a prevenir la maldad, pero no puede? Entonces no es omnipotente.
¿Puede hacerlo, pero no está dispuesto? Entonces es malévolo.
¿Es capaz y además está dispuesto? Entonces, ¿de dónde proviene la maldad?
¿No es él capaz ni tampoco está dispuesto? Entonces, ¿por qué llamarlo Dios?
Epicuro (Filósofo griego)

– Lo que he hecho es mostrar que es posible que la forma en que comenzó el universo este determinada por las leyes de la ciencia. En ese caso, no sería necesario apelar a Dios para decidir como comenzó el universo. Esto no prueba que no exista dios, solo que Dios no es necesario.
Stephen Hawking (Científico)

– Un mito es una religión en la que ya nadie cree.
James Feibleman (Filósofo estadounidense)

– Es más fácil creer en Dios que aceptar nosotros mismos la culpa.
David Gerrold (Novelista)

Más citas en: http://mclovinweb.wordpress.com/

Joven diabética muere tras sustituir la insulina por vitaminas.

Lo que hay que ver. No es una noticia agradable de contar pero al menos que sirva para concienciar a la gente de que la diabetes tipo I  es totalmente IMPRESCINDIBLE tratarla con insulina.

La noticia está en italiano en http://www.corriere.it/ pero copio la traducción hecha por ahio en meneame.net:
Chica normal de 16 años. Hace 10 meses le habían diagnosticado diabetes en el hospital Meyer de Florencia. Gracias a la insulina llevaba una vida normal. Sin embargo, tanto ella como sus padres albergaban la esperanza de liberarse completamente de la enfermedad. Alguien les ilusionó “basta de insulina, no sirve para nada”, y el 1 de Mayo suspendió el tratamiento.
El 12 de mayo, llevaron a la chica a urgencias, con 450 mg/dl de glucemia y los organos vitales afectados.
Hubo varios intentos de reanimación pero no salió del coma. Murió anoche.
El hospital ha presentado una denuncia, y la fiscalía de Florencia ha abierto una investigación.
Todo empezó el año pasado debido a problemas de fatiga. Tras una serie de consultas médicas y visitas a “especialistas en medicina alternativa”, le fue diagnosticado diabetes mellitus de tipo 1 en el Hospital Meyer.

Desde entonces estaba en tratamiento y los resultados eran buenos.

Según sus padres, alguien les sugirió una alternativa a la esclavitud de la insulina. Acudieron a la consulta de una homeópata en Udine.
Su teoría era la siguiente: “la diabetes es una infección del páncreas y la insulina no sirve para nada, al contrario, consigue que el órgano se vuelva vago. Sin embargo las vitaminas B y E, siendo antioxidantes, pueden estimularlo para que funcione correctamente”.
Aunque la terapia a base de vitaminas no está prevista en ningun protocolo oficial, les convenció. Hasta tal punto que no consideraron oportuno consultar a los médicos del Meyer que la trataban, y que le habían explicado que la insulina es un “salvavidas” y que no debía abandonarla.

El 1 de Mayo la insulina fue sustituida por dosis masivas de vitaminas. La chica se empezó a sentir mal al poco tiempo. Pero la homeopata habría asegurado a los padres que era una “óptima reacción, que significaba que el pancreas estaba respondiendo al tratamiento y que había que aguantar”

El director general del Hospital Meyer, Claudio Morello, ha declarado que que los padres han sido engañados y que es inadmisible que haya podido ser un médico el que les haya llevado a esta elección. Así parece ser, ya que por ahora no resulta que la homeópata sea médico, ni esté inscrita en algun colegio profesional.