Cómo convivir con diabetes desde la guerra civil hasta el siglo XXI


Interesantísima web donde Josep nos narra el transcurso de su vida desde antes de la guerra civil española hasta la actualidad. Con la dificultad añadida de tener por compañera inseparable a la diabetes.
Aquí tenéis un pequeño adelanto:

… “Había ingresado en marzo y en diciembre me detectaron la DULCINEA. Fue un 21 de diciembre, o sea como si me hubiera tocado la lotería de Navidad pero en negativo.” … “Quince años cumplidos y el comienzo de un viacrucis. Digo esto, no para asustar a nadie si no para dar a entender que en aquellos tiempos, los adelantos en materia de diabetes eran muy pequeños. Los médicos estaban algo verdes y los libros que yo conseguía, todos hablaban en términos negativos, de forma completamente nociva para el diabético, por las consecuencias a medio o largo plazo de esta dichosa Dulcinea. Me hablaron de herencia genética. Yo no tenía ningún antepasado mío que fuera diabético. Ni por parte de padre ni por parte de madre.” …
“Se llenó mi mente de malas interpretaciones, me llegaban malas noticias de todas partes, en aquél tiempo me parecían flechas totalmente envenenadas, asustaban y me perjudicaban las opiniones de la gente de la calle, los libros que leía y las caras de los endocrinólogos y sus comentarios que aunque querían tranquilizarte, no lo lograban, habida cuenta de la información que alcanzaba de lleno a mi cerebro. Solo diré al respecto que en mi mente se fue formando un susto obsesivo, daba por sentado que antes de pocos años me quedaría ciego, los riñones no funcionarían y el corazón empezaría a fallar. En definitiva lo que técnicamente y en términos médicos se le llama microangiopatía. Qué absurdo que lo veo ahora, después de haber sido diabético durante cincuenta y un años y teniendo los sesenta y seis cumplidos y encontrarte completamente bien, en perfectas condiciones físicas y mentales. Les decía a mis padres que yo no llegaría a los 30 años, pensaba que de esta forma no se podía vivir. Os hará reir pero a los 30 decía que no alcanzaría los 40. Cuando cumplí lo 40 decía que a los 50 y así he llegado al momento actual. Ahora ya no tengo que pensar en el día de mañana pues ya estoy en él.”…

Enlace: http://www.lasmemoriasdeundiabeticotipoi.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s