Una expedición de diabéticos alcanza su objetivo en el Everest

La expedición integrada por Jon Goikotxea, el gallego Josu Feijoo y los cuatro jóvenes diabéticos del tipo I que les acompañan ha alcanzado su objetivo en el Everest. Los alpinistas, que mantienen contacto permanente con sus médicos y nutricionistas que controlan a distancia los parámetros de su enfermedad, alcanzaron ayer los 5.350 metros de la estación base del monte, un día antes de lo previsto.

Imagen

El desafío comenzó el 31 de agosto y concluirá el próximo día 18. Durante todo este tiempo utilizarán el servicio de gestión de pacientes crónicos de Telefónica Digital, siendo esta la primera vez que un grupo de diabéticos dependientes de la insulina emprenden esta aventura. Todos los detalles de este reto pueden seguirse en el blog

Enlaces:
http://www.lavozdegalicia.es/noticia/

http://www.rcysostenibilidad.telefonica.com/blogs/diabeticos-everest/

Anuncios

Me gané la diabetes a pulso

Un redactor del periódico de La Voz de Galicia, diagnosticado de diabetes hace tres meses, cuenta en primera persona qué lo llevó a la enfermedad y cómo cambió su vida:

Me gané la diabetes a pulso. Me la merecía. Por herencia y por tragón. Hace tres meses que me la diagnosticaron, pero lo más extraño del caso es que no llegara antes, porque si a algo entregué mi vida fue a engullir sin descanso. Ahora como menos que un jilguero y mi papada no parece la de un pelícano, pero antes fui un animal furtivo que saqueó neveras sin freno, poseído por una ansiedad omnívora que jamás rehuyó las más grotescas combinaciones alimenticias. Podía pegarme un trago de colacao tras devorar un bocata de mortadela; o meterme una docena de churros tras paladear nocilla a cucharadas. Pero eso se acabó. Sigue leyendo

Dieta mediterránea contra la diabetes

Demuestran por primera vez que la dieta mediterránea reduce hasta un 50% el riesgo de padecer diabetes.
La investigación se basó en una muestra de 418 personas a las que se siguió durante cuatro años. Los participantes fueron asignados por azar a tres grupos de intervención. A uno se le sometió a una dieta baja en grasas; a otro, a una dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva, y a un tercero a una dieta mediterránea enriquecida con frutos secos. Después de cuatro años, los investigadores observaron que los individuos que siguieron la dieta mediterránea en sus dos variantes presentaron un 52% menos de riesgo de desarrollar diabetes en comparación con el resto. Este porcentaje de reducción del riesgo, según los científicos, tan solo puede explicarse por la dieta, ya que durante el estudio no se observaron diferencias en la pérdida de peso entre los tres grupos ni por la actividad física realizada.